Empresas que propugnan por un manejo responsable de los combustibles

Esso, Total, Shell, Sunix, Next, Sigma, Isla y Petro Móvil asumen parámetros internacionales en su gestión ambiental

La economía dominicana depende de combustibles fósiles para su mantenimiento. Se trata de altos volúmenes lo cual incluye procesos de almacenamientos, transporte, manejo de estaciones de servicios entre otros aspectos relevantes que implican riesgos, pero también la posibilidad de un manejo ambientalmente sostenible y de aportes significativo en lo económico y social.

El tema es de especial relevancia para los industriales. Para muchas empresas, los combustibles constituyen un componente tan fundamental que determinan su estructura de costos.

La Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD) celebró un Desayuno Temático con la entidad que representa a un conjunto de grandes distribuidores de combustibles, la SEC o Sociedad de Empresas de Combustibles y Derivados tiene por socios a las empresas Esso, Total, Shell, Sunix, Next, Sigma, Isla y Petro Móvil.

Los socios de SEC son empresas dedicadas a la importación de combustibles, ventas de combustibles, aditivos, aceites y lubricantes. Entre los combustibles distribuyen gasolina, gasoil y kerosene. Operan 498 estaciones entre directas y licenciadas a detallistas (es decir, que pueden considerarse socios de una cantidad significativa de empresarios), manejando más de 430 millones de galones de combustibles al año (es decir cerca de 10.3 millones de barriles). Suplen cerca del 60% de la demanda total de combustibles al detalle en el país y cerca del 71% del mercado comercial total. Además, esta inmensa red genera 15,000 empleos directos (constituyéndose así en uno de los 50 mayores empleadores del país) y cerca de 30,000 empleos indirectos.

Estas empresas son, además, de los principales retenedores de impuestos y contribuyentes al fisco en República Dominicana.

Los directivos de esta asociación expusieron los parámetros ambientales con los que operan. Se trata de altos estándares de seguridad que buscan tanto evitar accidentes como garantizar una operación compatible con el medioambiente, que proteja a los servidores y clientes, así como asegure la calidad de vida de las comunidades aledañas.

Estaciones de combustibles, clientes, entidades que regulan y supervisan el sector, constituyen para los miembros de SEC, eslabones clave a los que brindan una atención especial.

Medio ambiente y responsabilidad social

Un manejo ambientalmente responsable de los combustibles requiere el cumplimiento de estrictas medidas de seguridad y gestión ambiental, incluso más allá de lo que dispone la legislación nacional. Una forma de evidenciar la excelencia en la gestión ambiental y la seguridad es a través de múltiples certificaciones internacionales que avalen las operaciones de este sector.

Entre los ejes de la seguridad ambiental tomados en cuenta por estas empresas se encuentran: almacenamiento, transporte y manejo de estaciones de servicios de combustibles.

Las medidas de seguridad y ambiente inician con el almacenamiento del combustible en las terminales de importación y en la Refinería Dominicana de Petróleo (REFIDOMSA). Los contenedores de depósitos de combustible tienen un sistema de alarma de alto nivel para evitar desbordes, de modo que las plataformas de contención cuentan con una capacidad instalada de 110% superior al contenido del tanque. Esta medida reduce al mínimo las posibilidades de derrame en caso de que el tanque se desborde o sufra algún daño.

En cuanto al transporte, los socios de la SEC toman en cuenta algunos estándares, entre ellos: la edad de los camiones cisterna, un sistema de monitoreo continuo, el reclutamiento de los conductores (los cuales cuentan con una jornada laboral limitada), controles aleatorios anti-doping y diarios de alcoholemia, así como entrenamientos continuos sobre seguridad vial y manejo seguro de combustible.

Las estaciones de combustibles cuentan con un sistema de combustible de doble pared, sensores de fuga, válvulas de impacto. Además, con sistemas de recuperación de vapores. En ellas se implementa un sistema diario de reconciliación de inventario (manual/automático), así como un Plan de Contingencias. Sus operarios reciben entrenamientos continuos.

Las estaciones de servicios están obligadas a un Informe de Cumplimiento Ambiental cada dos años (Resolución 012-2013). Sin embargo, se ve como necesario reforzar el sistema de supervisión del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MIMARENA) durante el proceso de construcción de las estaciones a los fines de corroborar que lo aprobado sea lo efectivamente instalado. También es necesario que los tipos de tanques finalmente instalados sean indicados en los permisos ambientales y, de modo especial, que se reduzca aún más el tiempo respuesta para los procesos regulatorios.

Las empresas socias de la SEC se encuentran certificadas en sus operaciones por un conjunto de instituciones internacionales entre las que están: American Petroleum Institute (API), Energy Institute, American Standard for Tasting Matirials (ASTM), National Fire Protection Association (NFPA), Enviromental Proteccion Agency (EPA), de los Estados Unidos; Asociación Regional de Empresas del Sector Petróleo, Gas y Biocombustibles en Latinoamérica y el Caribe, International Maritime Organization (IMO) y Clean Caribbean & Americas (CCA).

Estas certificaciones abarcan áreas específicas como: certificación de equipos, realización de pruebas de medición de impacto ambiental, uso de materiales, mecanismos de respuesta ante emergencias, entre otros controles para garantizar una operación segura.

Una muestra del compromiso de estas empresas lo constituyen sus programas y acciones de responsabilidad social. Por ejemplo, durante este año 65 estaciones ya tienen instalados sistemas eléctricos solares, generando 3.2 MW, con lo cual contribuyen a una reducción de 2.5 Kton de CO2.

En conjunto con la Red Nacional de Apoyo Empresarial a la Protección Ambiental (ECORED) se ha incentivado la capacitación en materia ambiental a colaboradores de las empresas miembros y comunidades aledañas a sus operaciones.

Entre los retos o desafíos del sector, está el de la competencia desleal. La venta de combustible de modo desleal representa cerca de 2.0 millones de galones mensuales. La proliferación del comercio ilícito se hace a través de trasiego y el contrabando.

También son desafíos para los socios de la SEC el fortalecer las alianzas público-privadas, seguir trabajando en optimizar los mecanismos y medidas de protección ambiental, aumentar los canales de información al consumidor, así como adquirir nuevos avales y certificaciones internacionales.

 

Página institucional AIRD-El Dinero

Noviembre 2018

Pin It