Leche a granel es riesgo para la salud y afecta competencia

La AIRD pide aplicar todo el rigor de la Ley para quienes persisten en la práctica

La Asociación de Industrias de la República Dominicana consideró como un grave riesgo para la salud de los consumidores la venta de leche en polvo a granel realizada sin garantizar los requisitos establecidos que permitirían asegurar su calidad a través de  cientos de colmados a lo largo de todo el territorio nacional.

La institución, además, expresó la venta informal de este producto o de un producto que se hace pasar por leche en polvo viola las regulaciones contempladas en la ley de defensa de la competencia, debido a que no se asumen un conjunto de costos que tienen las empresas formales que cumplen las regulaciones exigidas en el país, tales como Buenas Prácticas de Manufactura, normas de etiquetado, registros sanitarios, entre otras.

La AIRD indicó que esta es una preocupación del sector, pero de modo especial de las industrias agrupadas en la Asociación Dominicana de la Industria Láctea (ADIL).

Circe Almánzar, vicepresidenta de la AIRD, consideró que tanto por el bien de los consumidores como de preservar los derechos de las empresas formales, las autoridades deben aplicar todo el peso de la Ley a quienes persisten en la odiosa práctica de poner en riesgo la salud de la población mediante el expendio de lecha en polvo a granel.

Contra el consumidor

Almánzar explicó que no se aplican las medidas de higiene que requieren los productos lácteos, se genera contaminación y, además, al no estar regulado por las autoridades, el consumidor puede estar recibiendo un producto distinto al que considera que está adquiriendo o comprando. “No sólo pone en riesgo la salud, sino que en ocasiones es una estafa”, expresó.

Aseguró que las autoridades Pro-Consumidor han manifestado que en diversas ocasiones en sus decomisos han encontrado que productos vendidos como leche en polvo a granel, no es leche en polvo sino una “preparación láctea”, constituyendo un engaño al consumidor.

Otro elemento que impide el cumplimiento del respeto al consumidor es que la venta directa, sin un etiquetado, impide que el consumidor pueda revisar cuáles son las condiciones propias del producto que establece el fabricante, ni cuentan con el registro sanitario que deben tener la mayor parte de los productos alimenticios.

“No están en temperatura controlada, no cuentan con los permisos correspondientes, no protegen la salud de los consumidores y hasta pueden estafarlo. Es decir, la venta de este producto desde el colmado no se ajusta a las disposiciones legales ya que dichos establecimientos no cuentan ni con las condiciones requeridas ni cumplen las disposiciones legales necesarias para manipular con seguridad un alimento tan delicado como la leche”, enfatizó la vicepresidente de la AIRD.

ALERTA!! Bepensa es reconocida por segundo año consecutivo como uno de los mejores lugares para trabajar en RD

Para la Asociación de Industrias de la República Dominicana, Inc. (AIRD), como agrupación que representa al sector industrial de nuestra nación, es motivo de orgullo compartir los logros y acciones de sus empresas y asociaciones miembros.

Bepensa Dominicana ha recibido por segundo año consecutivo la certificación de Great Place to Work Centroamérica y Caribe por ser uno de los mejores lugares para trabajar en 2017. La embotelladora ocupa el puesto 22 del ranking en el Caribe y la posición 20 entre los mejores lugares de República Dominicana.

Esta empresa ha obtenido esta segunda certificación como resultado de una evaluación aplicada a todo su personal, así como un estudio de sus prácticas e iniciativas internas, las cuales son impulsadas para fomentar el desarrollo profesional y personal de sus colaboradores, demostrando  que dentro de sus objetivos está desarrollar operaciones  que correspondan a la visión de ser líderes en el segmento de bebidas no alcohólicas y en cada uno de los mercados en que tienen presencia

Durante su proceso de selección, la organización Great Place to Work Institute tomó en cuenta aspectos como credibilidad, respeto, imparcialidad, confianza, relación con los líderes, sentido de compañerismo entre los colaboradores y orgullo de pertenecer a la empresa.

Para la AIRD constituye un orgullo que nuestras empresas continúen posicionándose a nivel mundial, trazando pautas y a su vez ofreciendo productos promovidos con la más alta responsabilidad.

Día de la Industria Nacional - AIRD: La industria motor del desarrollo nacional

Al celebrar el 7 de abril el Día de la Industria Nacional y la conmemoración del 55 aniversario de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), los industriales dominicanos nos sentimos orgullosos de ser motor del desarrollo económico y social de la nación y de ser generadores de empleo y de divisas, de riquezas y de esperanzas.

Desde la AIRD felicitamos a todas las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas manufactureras del país, por sus significativos aportes y les agradecemos su confianza en la institución.

Múltiples son los logros que las industrias de todos los tamaños pueden exhibir, entre ellos: creación de mayor valor agregado, industrialización de la agricultura, implementación de cada vez mejores prácticas productivas, fuente significativa de generación de empleo formal que equivale a empleo con protección social, encadenamientos productivos, fomento de clústeres, logro de estándares internacionales de calidad, innovación en productos y procesos, producción ambientalmente sostenible.

A lo largo de toda la geografía nacional, el sector industrial aporta un elemento clave, fundamental: bienestar. Ser industrial es una vocación, una pasión que se reivindica cada día y que explica por qué muchos persisten, aún cuando haya tropiezos, fracasos.

La industria nacional ha pasado por diversas etapas y ha cambiado de una zona de confort marcada por un excesivo proteccionismo que facilitó su crecimiento y conformación, a un paradigma en que priman la apertura comercial, la competitividad y la obligación de incrementar las exportaciones. El mercado local dominicano es, en la práctica, uno de los más abiertos del mundo (como nación pertenecemos al “Club de los 6”, es decir, un reducido grupo de naciones –seis- que tienen acuerdo de libre comercio simultáneamente con Estados Unidos y con la Unión Europea) y, por lo tanto, es nuestro y es ajeno. Los mercados extranjeros requieren de muchas condiciones para ser conquistados por productores de otras latitudes como nosotros.

Estudios y consultorías como el Informe Attalí, el Plan Nacional de Competitividad Sistémica, así como los realizados por Michael Fairbanks, René Villareal, el Consejo Nacional de Competitividad, Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo; Despradel & Asociados, entre otros, han ratificado lo que parece evidente: la necesidad de un cambio en el modelo productivo dominicano. Cambio que es responsabilidad del Estado –en cuanto reglas de juego y condiciones para hacer negocios- y es responsabilidad nuestra, como sector que hace del invertir en la producción de bienes transables su mayor aporte.

Es así como hemos hecho de la competitividad el motivo principal de este proceso de reflexión y análisis y hemos determinado los principales factores que limitan –o han limitado- la competitividad, entre ellos: el servicio energético, procesos aduaneros y portuarios, debilidades institucionales, cargas impositivas, limitaciones en la labor de fomento de las exportaciones, dificultades para la internación temporal, débiles cadenas productivas, reducida competitividad de transportes y fletes, pesada burocracia y permisología, reducida educación de la fuerza laboral, inseguridad, entre otros.

Algunas de estas trabas han sido confrontadas. Por ejemplo, se realizó una reforma arancelaria, tanto a materias primas como a bienes de capital; diversas reformas vinculadas al DR-CAFTA; la promulgación de la Ley de Competitividad e innovación Industrial (PROINDUSTRIA) que conllevó a:

  • Facilitación Comercial: Posposición del pago del ITBIS en Aduanas para insumos y maquinarias.
  • Fomento a las Exportaciones: Reembolso de los impuestos selectivos a las telecomunicaciones, combustibles, seguros, cheques, en proporción al valor exportado.
  • Fomento a la Innovación: Eliminación de la obligación de retener el Impuesto sobre la Renta  correspondiente a las personas físicas o jurídicas extrajeras que le brindan servicios profesionales a la industria.
  •      Fomento a la Modernización Industrial: Régimen transitorio para promover la renovación y modernización de las industrias. Deducciones ISR hasta un 50% (Tasas efectiva de depreciación acelerada, exención impuesto del 1% a los Activos).

Un reto: Mantener la atención en el sector

Avances, sí, pero también persisten trabas y dificultades ya diagnosticadas en los estudios indicados y en otras muchas investigaciones. Trabas y dificultades  que deben ser superadas de modo que el sector no viva continuamente en sobresaltos, gastando energías que bien podrían dedicarse a engrandecer el sector o al desarrollo de encadenamientos con otros sectores de modo que República Dominicana se convierta, como lo expresa la Estrategia Nacional de Desarrollo, en una economía competitiva y con una cultura exportadora.

El entorno actual indica un incremento del gasto gubernamental y del déficit fiscal, un proceso creciente de la deuda pública, algunas medidas tributarias de carácter administrativo que encarecen el proceso productivo como el cobro del 50% del ITBIS en Aduanas. Además, una reforma laboral entrampada y que mantiene costos laborales altos para las empresas que amenaza a micro, pequeñas y medianas empresas en su sostenibilidad.

La evasión y la informalidad de bienes no parecen ceder terreno, a pesar de múltiples esfuerzos de las autoridades. Además, la sociedad dominicana se encuentra en medio de un complejo escenario internacional, que llama más bien a la prudencia, a lo cual se ha de sumar las dificultades que hemos confrontado en el comercio con Haití.

En lo político-institucional, el entorno se caracteriza por problemas de transparencia y debilidad en el Poder Judicial y en la titulación de tierras, así como dificultades operativas en organismos estatales.

Ante estos retos pendientes, la AIRD ha establecido diversas estrategias con el propósito de lograr que el sector público y el privado miren en la misma dirección y hagan del “HechoenRD” una obsesión que beneficiará a todos, incluyendo las arcas estatales.

Hemos celebrado dos Congresos y hemos fortalecido la institución a lo interno. En el Segundo Congreso definimos siete ejes estratégicos hacia una política industrial proactiva:

  1. Política Comercial, Exportaciones y Producción Sostenible
  2. Financiamiento para el Desarrollo
  3. Encadenamientos Productivos
  4. Infraestructura
  5. Fomento del Empleo Formal
  6. Capital Humano, Investigación, Desarrollo e Innovación
  7. Apoyo Institucional al Sector Manufacturero

El impulso de un programa muy diverso de fomento de clústeres ha permitido que múltiples sectores incrementen su competitividad y productividad. La formación permanente de nuestros recursos humanos a través del Instituto Dominicano de Excelencia y Competitividad Empresarial (IDECEM) y de un relacionamiento de trabajo intenso con el INFOTEP, la creación de Índices e Indicadores Industriales que nos permiten una radiografía más cotidiana de la situación, la producción y difusión de la revista “HechoenRD” con múltiples temas, pero especialmente con los tours industriales en torno a una temática central importante, son algunos de los elementos que trabajamos desde adentro.

En los últimos años, junto al Ministerio de Industria y Comercio, la Asociación Dominicana de Zonas Francas, el Consejo Nacional de Zonas Francas de Exportación, PROINDUSTRIA y el CEI-RD, hemos impulsado los encadenamientos entre empresas de zonas francas y empresas locales, mediante encuentros de negocios en una dinámica en que ganan las zonas francas y ganan los productores nacionales (estos encadenamientos favorecen la mejora en la capacidad técnica de los proveedores locales, propician la sustitución de importaciones e incrementan las exportaciones de la industria local).

El sector industrial tiene la esperanza de que estas trabas y dificultades se superen. Es necesario si deseamos pasar a nuevos niveles de desarrollo industrial para beneficio de todos. Algunos de los obstáculos son circunstanciales, otros son estructurales.

El Día de la Industria Nacional nos encuentra confiados en el poder que tiene el sector para generar riquezas y fomentar el bienestar social vía el empleo formal, el crecimiento de las exportaciones, la innovación y desarrollo, el incremento de los niveles educativos que se requieren para obtener una mayor productividad y un mayor valor agregado. Nos sentimos orgullosos de ser industriales.

En la AIRD –en nuestro 55 aniversario- estamos comprometidos con esta visión y convencidos de que podemos producir más y mejor, pero no podemos hacerlo solos.

Colaboración mensual AIRD-El Dinero, abril de 2017

AIRD realiza acto de entrega del Premio George Arzeno Brugal al Periodismo sobre la Industria Nacional

El Premio George Arzeno Brugal al Periodismo sobre la Industria Nacional arriba a su octava edición.

La actividad de entrega de premios comenzó con un reconocimiento a don Rafael Molina Morillo a quien la AIRD definió como un profesional de mucha grandeza y responsabilidad.

En la actividad se entregó el premio-reconocimiento a la Trayectoria Periodística, siendo seleccionado en esta ocasión el veterano periodista Mario Rivadulla.

El premio al Periodismo Económico en la categoría de diarismo correspondió a Joaquín Caraballo, del periódico Diario Libre, y en la categoría investigación correspondió a Pablo César García, del periódico El Dinero.

También se rindió un homenaje in memoriam a Carmen Suárez, fotorreportera que sirvió por varios años a la AIRD y que se destacó por la calidad de su trabajo, tanto en la institución como en los medios.

AIRD: La industria motor del desarrollo nacional

Día de la Industria Nacional:

AIRD: La industria motor del desarrollo nacional

Industriales tienen esperanza de que trabas y dificultades sean superadas

Entregan premios al Periodismo Industrial “George Arzeno Brugal”.

Al celebrar el 7 de abril el Día de la Industria Nacional y la conmemoración del 55 aniversario de la Asociación de Industrias de la República Dominicana, los industriales dominicanos se sienten orgullosos de ser motor del desarrollo económico y social de la nación y de ser generadores de empleo y de divisas, de riquezas y de esperanzas.

Creación de mayor valor agregado, industrialización de la agricultura, implementación de cada vez mejores prácticas productivas, fuente significativa de generación de empleo formal que equivale a empleo con protección social, encadenamientos productivos, fomento de clústeres, logro de estándares internacionales de calidad, innovación en productos y procesos, producción ambientalmente sostenible, son algunos de los múltiples logros del sector.

Sin embargo, persisten trabas y dificultades que deben ser superadas de modo que el sector no viva continuamente en sobresaltos, gastando energías que bien podrían dedicarse a engrandecer el sector o al desarrollo de encadenamientos con otros sectores de modo que República Dominicana se convierta, como lo expresa la Estrategia Nacional de Desarrollo, en una economía competitiva y con una cultura exportadora.

El entorno actual indica un incremento del gasto gubernamental y del déficit fiscal, un proceso creciente de la deuda pública, algunas medidas tributarias de carácter administrativo que encarecen el proceso productivo como el cobro del 50% del ITBIS en Aduanas. Además, una reforma laboral entrampada y que mantiene costos laborales altos para las empresas que amenaza a micro, pequeñas y medianas empresas en su sostenibilidad.

La evasión y la informalidad de bienes no parecen ceder terreno, a pesar de múltiples esfuerzos de las autoridades. Además, la sociedad dominicana se encuentra en medio de un complejo escenario internacional, que llama más bien a la prudencia, a lo cual se ha de sumar las dificultades que hemos confrontado en el comercio con Haití.

En lo político-institucional, el entorno se caracteriza por problemas de transparencia y debilidad en el Poder Judicial y en la titulación de tierras, así como dificultades operativas en organismos estatales.

Es necesario reconocer que algunos pasos se intentan o se realizan a nivel de normativas y permisología, pero otros se estancan o surgen nuevos.

El sector industrial tiene la esperanza de que estas trabas y dificultades se superen. Es necesario si deseamos pasar a nuevos niveles de desarrollo industrial para beneficio de todos. Algunos de los obstáculos son circunstanciales, otros son estructurales.

Queremos producir más y mejor, exportar más y con mayor valor agregado, innovar, generar más y mejores empleos formales. No podemos hacerlo solos.

Felicitamos a todas las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas manufactureras del país, por sus significativos aportes y les agradecemos su confianza en la AIRD. 

Nota:

Los medios son aliados

Las declaraciones de la AIRD con motivo del Día de la Industria Nacional   se produjeron en un almuerzo que sirvió como acto de entrega de los Premios al Periodismo Industrial George Arzeno Brugal, los cuales llegan a su octava edición.

La AIRD, al conmemorar también el Día Nacional del Periodista, consideró que la sociedad necesita hoy, más que nunca, del ejercicio de periodistas responsables con su sociedad y que esta es una alianza fundamental para la AIRD. Campos De Moya, presidente de la AIRD, expresó en ese sentido que “el periodista es capaz de mirar y de escuchar el mundo de un modo distinto a nosotros. Ustedes, amigos de la prensa, tienen ese ojo que no tenemos los entrenados en su oficio: ven más allá de las palabras y los hechos, son capaces de la narrativa que el ciudadano con el celular no es capaz. Tienen por arma la sospecha, la pregunta, la duda, la capacidad de contextualizar lo que para quien toma una imagen o un video es simplemente una imagen o un video. Ustedes ven más, ven más lejos, oyen más, oyen mejor”

La actividad de entrega de premios comenzó con un reconocimiento a don Rafael Molina Morillo a quien la AIRD definió como un profesional de mucha grandeza y responsabilidad.

En la actividad se entregó el premio-reconocimiento a la Trayectoria Periodística, siendo seleccionado en esta ocasión el veterano periodista Mario Rivadulla.

El premio al Periodismo Económico en la categoría de diarismo correspondió a Joaquín Caraballo, del periódico Diario Libre, y en la categoría investigación correspondió a Pablo César García, del periódico El Dinero.

También se rindió un homenaje in memoriam a Carmen Suárez, fotorreportera que sirvió por varios años a la AIRD y que se destacó por la calidad de su trabajo, tanto en la institución como en los medios.

AIRD realiza reunión de trabajo con Viceministra de Relaciones Exteriores de Cuba

La Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), recibió en su sede a la Viceministra de Relaciones Exteriores e Inversión Extranjera de Cuba, Ileana Núñez, encuentro en el cual fueron abordados temas de alto interés para el fomento del desarrollo de las relaciones comerciales y económicas entre ambos países.

Este encuentro forma parte del seguimiento de la AIRD a la visita efectuada el pasado año a Cuba y a los acuerdos derivados de la misma,  en donde una delegación dominicana de más de 40 empresarios visitó dicha nación.

En la reunión estuvieron presentes José Felipe Chaple, director para América Latina de Cuba; Hugo Rivera, viceministro de relaciones exteriores; Hugoberto Fornaris, consejero comercial de la Embajada de Cuba; los viceministros Juan Monegro y Yahaira Sosa; así como directivos de la AIRD y miembros de las empresas participantes en la Misión Empresarial que visitó Cuba en el 2016.