Producción sostenible y Responsabilidad Social Empresarial

Hoy en día existe una gran sensibilidad social que se ve en las acciones que emprenden miles de personas a través de diferentes medios. Esto explica porque la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) se ha convertido en prioridad para los líderes de negocios en todo el mundo.

Sin embargo, si las empresas analizaran sus perspectivas de responsabilidad social empresarial con los mismos marcos de referencia que orientan sus decisiones de negocio, descubrirían que la RSE puede ser mucho más que un costo, que una restricción o que una obra de caridad. Podría ser una fuente de oportunidades, innovación y ventaja competitiva.

“El objetivo o norte fundamental, que debe orientar la RSE es que presente una oportunidad de crear valores compartidos, es decir, un beneficio significativo para la sociedad, que también resulte valioso para el negocio.” (Michael Porter).

Cuando se ve la RSE de manera estratégica las empresas hacen inversiones en aspectos sociales que fortalecen la competitividad de éstas. El éxito de una compañía y de la comunidad se refuerzan mutuamente. Por ende, cuanto más estrecha sea la vinculación de una cuestión social con el negocio de la empresa, mayor es la oportunidad de apalancar los recursos y capacidades de la empresa para beneficiar a la sociedad.

El proceso de globalización viene obligando, en especial a las PYME industriales, a buscar ventajas comparativas, lo que implica la necesidad de aumentar su nivel de productividad y competitividad a través de mejoras en los procesos de producción y reducción de sus costos. La incorporación de estrategias de producción sostenible, como son los conceptos y prácticas de Producción Más Limpia, contribuyen a mejorar la sostenibilidad de los procesos productivos y a aumentar la competitividad.

La Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), está abocada a nuevas y buenas prácticas de gestión que promuevan el crecimiento económico, incrementen la productividad y aumenten la eficiencia, con el propósito de hacer sostenible la producción del sector y así, penetrar en nuevos mercados en condiciones óptimas para la competencia. Para la consecución de estos objetivos la AIRD orienta sus esfuerzos para promover que las industrias dominicanas alcancen una producción con estándares internacionales de calidad y protección del medio ambiente.

Como parte de los trabajos realizados en el marco del 2do Congreso de la Industria Dominicana, en la mesa de Política Comercial y Exportaciones se consideró indispensable el análisis y la realización de propuestas para lograr un desarrollo manufacturero ambientalmente sostenible. Los crecientes problemas de degradación de la calidad ambiental en nuestro país se deben al cambio climático a nivel mundial, al incremento de la población de la isla, a las incorrectas prácticas productivas en algunos sectores económicos y a una baja inversión en la infraestructura necesaria para mantener la calidad ambiental.

Por lo que, se acordó promover la producción ambientalmente sostenible con el objetivo de desarrollar políticas nacionales orientadas hacia una producción más sostenible, en aras de introducir la dimensión ambiental en los sectores productivos, motivando a las empresas a mejorar sus procesos y productos no sólo para lograr un impacto ambiental positivo, si no también, para diferenciarse y ser más competitivas.

La Asociación trabaja de la mano en estos temas con ECORED y el CEDAF.

 

La AIRD a través del Clúster Dominicano de Plástico implementa desde el 2012 un programa de Eficiencia Energética en el sector de plásticos. Si quiere saber de este programa haga clic aquí.