Entrega Indicación Geográfica Cacao Dominicano

Bonetti destaca que es una excelente herramienta comercial

La Oficina Nacional de la Propiedad Industrial (ONAPI) hizo entrega del certificado de registro de la  Indicación Geográfica “Cacao Dominicano” a la Comisión Nacional del Cacao, en un acto celebrado en el  Salón Multiusos de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD).

Esta actividad se enmarca dentro del convenio suscrito por ONAPI y la AIRD, en el año 2011,  mediante el cual ambas instituciones se comprometieron a   mejorar la competitividad de los clústeres del sector industrial exportador dominicano.

En el evento estuvieron presentes el  Ministro de Agricultura y presidente de la Comisión Nacional del Cacao,  Luís Ramón Rodríguez  quien recibió el certificado, además Juan José  Báez, director general de la ONAPI, Ligia Bonetti, presidente de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD, Ricardo Munné en representación del Cluster del Cacao, entre otros.

Una Indicación Geográfica es un Signo Distintivo utilizado para identificar en el mercado un producto que viene de un lugar o zona determinada y cuya calidad o reputación es dada por dicho lugar de origen geográfico.

Herramienta comercial

Al hacer uso de la palabra en nombre de la AIRD, Boneti señaló que la Indicación Geográfica abre nuevas posibilidades tanto al agro como a la industria nacional, beneficiando a más de 30,000 productores del rubro en el país con un importante valor agregado a su producción.

Explicó que se trata de una forma de un “hecho en RD” que ha de llenarnos de orgullo, satisfacción y una mayor rentabilidad. “Es, por lo tanto, una herramienta comercial que nos permitirá –sea como producto primario o producto industrial- incrementar el valor de nuestras exportaciones al facilitar el diferenciarnos e identificarnos claramente en el conjunto de ofertas que existen en los mercados internacionales”.

Dijo que la existencia de una marca de calidad, como lo es este sello de Indicación Geográfica, favorece las relaciones productor-consumidor y por tanto, las ventas.

“Al ser un “puente” entre los productores y los consumidores, la Indicación Geográfica contribuye a establecer relaciones más duraderas, a fidelizar mercados, a expandirse hacia nuevos nichos… Por lo tanto, la IG es, para los consumidores, un “garante” de la calidad que esperan. En ese sentido, debemos estar alertas para no defraudarlos jamás. Se trata, en una palabra, de un elemento clave en la reputación del cacao dominicano y esa reputación ha de mantenerse”, afirmó.

Indicó que, sin embargo, no se trata de algo mágico, sino que se requiere trabajo, esfuerzo mancomunado de productores y del Gobierno y de instancias como el Clúster Dominicano del Cacao, la Comisión Nacional del Cacao que es la instancia reguladora de esta Indicación Geográfica, el Departamento de Cacao del Ministerio de Agricultura que ha de velar por fomentar la asistencia técnica que permita al cacao conservar y fortalecer las características que lo definen…

Finalmente agradeció a la ONAPI por ser parte del esfuerzo que contribuye con una mayor rentabilidad del cacao dominicano. El cacao dominicano, como su industrias, son únicos en el mundo”, resaltó.

 

 

 

Pin It